jueves, 13 de octubre de 2016

SERIE “CALIFORNICATION”, TODO POR EL SEXO


     Siete jugosas temporadas estuvo en antena la serie de la cadena Showtime Californication (2007-2014). Una serie que nos relata la vida del escritor en crisis Hank Moody (David Duchovny), un tipo promiscuo, que se droga y bebe en exceso. Sin embargo, a pesar de todos sus defectos consigue hacerse querer y gracias a su pasmosa sinceridad conseguirá tantos triunfos como fracasos en su carrera. Así, este mujeriego juerguista trata de compaginar su vida profesional, que surca una crisis creativa, con su caótica vida personal: tiene una hija de doce años, Becca (Madeleine Martin), una ex mujer, Karen (Natasha  McElhone) y una desenfrenada debilidad por las mujeres atractivas.

  
    En formato de comedia negra, hechizando al personal con todos los pecados de la carne de una manera al mismo tiempo natural e irreverente y una línea de diálogos obscena e inteligente, la serie nos invita a seguir los pasos de un adorable crápula que entiende la promiscuidad como el aliciente más revelador de toda existencia. Sería fácil decir que es una serie guarra, grosera -que lo es- si no fuera porque por encima de todo es un artefacto entretenidísimo y absolutamente ingenioso.

    
    Así, damos las gracias a su creador, Tom Kapinos, por alumbrar este oasis donde tienen prohibida la entrada todos los chocheras reaccionarios o gazmoños puritanos, y por perfilar de forma tan atractiva el retrato de un encantador y amoral sinvergüenza, que lejos de la hipocresía y lo políticamente correcto, se hace pis en los cenáculos del establishment para que triunfe el humor y la alegría del sexo. Levanto mi copa por este encantador de serpientes llamado Hank Moody al que da oxígeno magistralmente David Duchovny; antihéroe cuarentón, borrachuzo, que vive siempre a la sombra de las muchachas en flor, escritor en una estación seca al que abandonaron las musas y al que todo el mundo quiere y necesita. ¡Hip hip hurra!


No hay comentarios:

Publicar un comentario