sábado, 29 de agosto de 2015

ANLLELA SAGRA, VOLVERÁS A ESTA PÁGINA MIL VECES


   La modelo de fitness colombiana Anllela Sagra (23 años y 1´74 cm de estatura) es uno de esos ejemplos portentosos que pone énfasis en la leyenda que dice que Colombia es el mayor vivero de mujeres hermosas de todo el planeta. Es tan perfecta que parece creada con un ordenador. Ella es la más linda reina del Instagram, en donde podemos encontrar un stream de sus fotos más sexys, que la sitúan en el cuadro de honor de las Chicas del Gym. Anllela está en boca de todos a través de las redes sociales, en donde ella no se corta colgando fotos y vídeos para deleitar a sus seguidores con un tórrido contenido.
     

      Es joven, pero lleva tiempo surfeando por el océano de internet y moldeando su escultural cuerpo en gimnasios. Además es bonita como una virgen, un lindo rostro al que imprime carácter sus grandes y alegres ojos y una boca de labios carnosos bien perfilados. Estoy loco por Anllela y se nota. Ella nos confiesa: “3 años de dedicación, constancia, paciencia y esfuerzo y más que nada, amor a mi proceso y a mi cuerpo. No les diré que es fácil porque tengo momentos en los que quiero comer mal y excederme en los dulces y la comida basura… pero al ver el camino recorrido y todo lo que he logrado, me motivo y pienso: Todo es posible si tú crees”.


         Como apuntaba, ella es la reina de las llamadas Chicas Finess, que encontraron en Instagram su medio perfecto para dar a conocer su trabajo y así no sólo conseguir seguidores sino también conseguir jugosos ingresos en estrategias de mercadotecnia. Siguiendo el camino de otras musas del fitness como Jen Selter y Michelle Levin, Anllela anda ya por los 900 mil seguidores en la famosa red de fotografías y a mí, personalmente, es la que más me ha impactado y la que más me gusta dentro de esta especialidad del modelaje. Agradézcanme eternamente este espectacular post y sonrían, porque si en la vida existen monumentos como Anllela Sagra, es que existen motivos para dar gracias a los dioses por estar vivos.


viernes, 28 de agosto de 2015

CRÍTICA: "UN DÍA PERFECTO"

Un film desequilibrado con buenas intenciones
UN DÍA PERFECTO êê
DIRECTOR: FERNANDO LEÓN DE ARANOA.
INTÉRPRETES: TIM ROBBINS, BENICIO DEL TORO, OLGA KURYLENKO, MÉLANIE THIERRY, FEDJA STUKAN, ELDAR RESIDOVIC, SERGI LÓPEZ.
GÉNERO: COMEDIA / ESPAÑA / 2015  DURACIÓN: 100 MINUTOS.   
                   
      
     Su último film, Amador (2010), sobre un hombre discapacitado y la joven en apuros económicos que, en ausencia de su familia, le cuida en verano, me dejó bastante frío. Pero una nueva película de Fernando León de Aranoa, un director que nos ha brindado joyas como Familia, Barrio y Los lunes al sol, siempre es un espectáculo cinematográfico a tener en cuenta por el aficionado. Con un potente y atractivo reparto internacional y teniendo en cuenta que el director madrileño se mueve muy bien por el terreno de la comedia dramática, Un día perfecto ha resultado una pequeña decepción, León de Aranoa nunca encuentra el tono y aunque el elenco cumple profesionalmente, la película carece de emotividad y se ve con mucha distancia a pesar del esfuerzo de todos sus responsables.


        En una zona de guerra de Bosnia, los cascos azules tratan de controlar la situación y varios personajes viven sus propios conflictos; Sophie (Mélanie Thierry) quiere ayudar a la gente, Mambrú (Benicio del Toro) quiere volver a casa, y Katya (Olga Kurylenko) quiso una vez a Mambrú. Por su parte, Damir (Fedja Stukan) quiere que la guerra termine, Nicola (Eldar Residovic) quiere un balón de fútbol, y B (Tim Robbins) no sabe lo que quiere. Un grupo de cooperantes trata de sacar un cadáver de un pozo de una zona de conflicto. Alguien lo ha tirado dentro para corromper el agua y dejar sin abastecimiento a las poblaciones cercanas. Pero la tarea más simple se convierte aquí en una misión imposible, en la que el mayor enemigo es la irracionalidad. Los cooperantes recorren el delirante paisaje bélico tratando de resolver la situación como cobayas en un laberinto.
     
                       
      El tema esencial de esta película es la guerra, sin embargo no hay disparos ni refriegas de carácter bélico a pesar de que el espectador siente el pálpito del conflicto y,  sobre todo, sus consecuencias. Sin que ninguna interpretación destaque sobre la otra, León de Aranoa nos presenta un film intimista que desarrolla su acción en uno de esos países balcánicos donde la guerra (que como tal suponemos acabó hace tiempo) dura una eternidad y la paz empieza nunca. Las fuerzas pacificadoras de los cascos azules parece que tienen el control, pero la amenaza está siempre presente y hasta las acciones más cotidianas resultan difíciles de realizar. Aunque no guarda similitudes con nada de lo que su director ha realizado hasta la fecha, en Un día perfecto están algunas de las constantes y obsesiones temáticas que conforman el universo de su autor: el factor humanista y las injusticias, el sufrimiento de las víctimas, la solidaridad, la amistad y la virtud de la honradez, en este caso representada por el colectivo de cooperantes en misión humanitaria y en lucha por superar los obstáculos del sistema teniendo en cuenta las necesidades de los más débiles. El problema es que la película sufre un grave desequilibrio, inconsistencia, y una indefinición que actúa como rémora en situaciones que se me antojan forzadas.

      
    Lo que sí demuestra el cineasta es una técnica depurada que no había exhibido en sus anteriores películas, alejándose del estilo naturalista y semidocumental de sus obras de carácter social, algo que podemos disfrutar en postales visualmente bellísimas de los escenarios naturales, en planos muy medidos y profesionales. Durante todo el metraje se suceden los chistes, los momentos cómicos y mucha road movie, pilar de un argumento que se resume en un grupo de cooperantes internacionales tratando de sacar un cadáver de un pozo, alrededor del cual se pueden inventar las situaciones que se quiera pero que es lo que es. Las relaciones interpersonales entre el grupo apenas están esbozadas y como ejemplo puede servir esa inane historia de amor entre Mambrú y Katya, un personaje irrelevante éste último, aunque no tanto como un Sergi López en fugaz aparición. Aún así, Un día perfecto no es un film desdeñable gracias al trabajo de intérpretes como Benicio del Toro y Tim Robbins, que aunque no nos brindan su mejor trabajo, rebosan talento y carisma al servicio de una historia que sin llegar a ser auténticamente inspiradora rezuma dignidad y buenas intenciones. Uno de los elementos más disonantes es la desafortunada selección musical, fuera del contexto de un relato que nos pasea por una tierra testigo de las mayores crueldades y por donde corrieron ríos de sangre, de ahí que la metáfora de la cuerda se imponga como una llamada de alerta a la bondad de los corazones.

lunes, 24 de agosto de 2015

LAS MEJORES PELÍCULAS DE CULTO: "CRASH" (1999)

CRASH
Fantástico - USA - 1999 - 96 Minutos.
DIRECTOR: DAVID CRONENBERG.
INTÉRPRETES: JAMES SPADER, HOLLY HUNTER, ELÍAS KOTEAS, DEBORA UNGER, ROSANNA ARQUETTE.

    El director canadiense David Cronenberg (Toronto, 1943) debutó en la realización de largos con Stereo (1968), y hasta el momento más de una docena de obras reflejan las inquietudes de este autor por el cine fantástico-científico. Títulos como Cromosoma 3 (1979), Scanner (1980), Videodrome (1982), La mosca (1986) o Inseparables (1988) son un claro exponente de las preocupaciones y temas que centran su interés, aunque últimamente sus films se acercan más a la tragedia distanciándose progresivamente del puro terror. eXistenZ (1999) sigue la moda de películas que juegan con el intercambio de ideas y sensaciones entre la realidad y la ficción. Creador, además, del concepto “la nueva carne”, noción, estética y tendencia derivada de las palabras que James Woods pronuncia en el inquietante final de Videodrome. Un culto que practican desde H. R. Giger hasta Clive Barker, y habitado por extraños parásitos, manipulaciones genéticas, enfermedades que transmutan en el cuerpo, invasiones víricas y la presencia obsesiva, constante, de la carne rebelde en continua mutación, como expresión de los terrores más cercanos y primitivos.
    
     
     En Crash, Cronenberg adapta una novela de culto del escritor británico James G. Ballard, que supuso un escándalo en el Festival de Cannes y su estreno comercial provocó que algunas personas abandonaran las salas, supongo que debido a esa hipócrita tendencia de sentirse horrorizados cuando los desafíos artísticos o culturales rompen algún esquema y van más allá de lo establecido. El argumento se desarrolla a partir de que James Ballard (James Spader) sufre un accidente de coches en el que muere el conductor del otro vehículo que viaja con su esposa (Holly Hunter). A raíz del accidente ambos supervivientes descubren que les excita el dolor tanto propio como ajeno, una sensación que experimentan al quedarse mirando mutuamente.  Los dos son ingresados en un hospital en el que trabaja Vaughn (Elías Koteas) un científico que les irá introduciendo en un extraño mundo de perversiones sexuales y fetichismo del automóvil, en el que también se involucrará Catherine (Deborah Unger) esposa de Ballard. El grupo asiste a reuniones en las que se hacen representaciones reales de accidentes que costaron la vida a ilustres famosos como James Dean o Jayne Mansfield, y en donde James Ballard conoce a Gabrielle (Rosanna Arquette) que a causa de otro accidente tiene enorme cicatrices y se ve obligada a utilizar espectaculares aparatos ortopédicos. Ballard, que después de estrellar su coche ha entrado en una nueva y peligrosa fase de su dimensión sexual, se siente atraído por ella, manteniendo de esa manera relaciones con tres mujeres a la vez, también con Vaughn, el científico.



    Crash es ante todo una película valiente, que nos introduce sin ambigüedades en las vertientes más oscuras de ciertas patologías sexuales: sadomasoquismo, fetichismo, necrofilia... Humano, demasiado humano el impulso que nos obliga a buscar en los márgenes un escape hacia nuevas emociones, una evasión que ahoga por momentos la plúmbea realidad, la abúlica monotonía. El coche como metáfora sexual, instrumento simbólico de poder, progreso y libertad, un móvil perfecto para desatar violencia en la impunidad. Crash es también una película admonitoria, donde la ciudad es una composición de trazos impersonales sin marea humana, una visión periférica de autopistas y bifurcaciones donde el hombre no camina, viaja velozmente acoplado a la máquina. 


     Sexo y tecnología sobre bocetos del escenario urbano, choques de vehículos que provocan fracturas, lesiones, cicatrices -la muerte- pero también el clímax, en unos personajes dibujados por Cronenberg con precisión, logrando una obra de situaciones menos extremas y más cercanas -en lo físico y en lo temporal- de lo que parece. A destacar la belleza lánguida de la rubia Debora Kara Unger y los subjetivos planos de detalles corporales (el del culo de ésta melancólica y curvilínea rubia es de una poesía visual tan hiriente como placentera). La película se alzó con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes. 




jueves, 20 de agosto de 2015

CHRISSY TEIGEN, ALL OF ME… FOR YOU


      La modelo norteamericana Chrissy Teigen nació el 30 de noviembre de 1985 en Delta (Utah), su padre, que trabajó de electricista, es de ascendencia noruega y su madre tailandesa, algo fácilmente apreciable en su exótico rostro. Chrissy vivió con su familia una vida nómada que la llevó a vivir en Hawai, Idaho, Seattle y Washington hasta que se instalaron definitivamente en Huntington Beach (California) cuando ella era una adolescente. Fue allí, trabajando en una tienda de surf, donde fue descubierta por un fotógrafo.


      Actualmente, Chrissy está representada en todo el mundo por la agencia IGM Models. En julio de 2007, ella apareció en la portada del calendario de Maxim, y ha realizado campañas para Gillette, Olay, Nike, Skullcandy y Gap, entre otras muchas franquicias. En la primavera de 2013 fue la anfitriona del reality show “Model Employee”. Uno de los momentos cumbres de su carrera fue cuando apareció en la edición de trajes de baño de Sport Illustrated en 2010, y fue nombrada “Rookie of the year”. Fue su amiga y también modelo Brooklyn Decker quien la presentó a la gente de la revista, y en 2014 apareció en la portada 50 aniversario de Sport Illustrated.

       
     Chrissy también ha aparecido en portadas de revistas como Ocean Drive, Cosmopolitan y en reportajes para Vogue, Squire, Glamour, y Galore. Cuando no está trabajando de modelo, Teigen se dedica a la cocina y la escritura. Es la autora del blog sodelushious.com, y amplía sus conocimientos sobre alimentos durante sus viajes por todo el mundo. Después de cuatro años de noviazgo, formalizó su relación con el músico John Legend, con quien contrajo matrimonio en 2014 en una ceremonia que se celebró en Como (Italia). Su canción “All of Me” está dedicada a ella, y permaneció durante tres semanas en el primer puesto del Billboard Hot 100 en mayo de 2014, convirtiéndose en su primer número uno en los Estados Unidos y vendiendo en ese país más de 5 millones de copias.