domingo, 31 de agosto de 2014

CRÍTICA DE: "EL NIÑO"

Un thriller interesante pero sin alma
EL NIÑO êêê
DIRECTOR: DANIEL MONZÓN.
INTÉRPRETES: LUIS TOSAR. JESÚS CASTRO, JESÚS CARROZA, BÁRBARA LENNIE, EDUARD FERNÁNDEZ, MARIAM BACHIR.
GÉNERO: THRILLER / ESPAÑA / 2014  DURACIÓN: 130 MINUTOS.   

     Siendo sincero (camino muy poco transitado en estos tiempos siniestros) la carrera del director mallorquín Daniel Monzón no comenzó a interesarme hasta el estreno de la excelente película carcelaria Celda 211 (2009), y en alguna ocasión he tenido la oportunidad de volver a ver los tres largos realizados anteriormente por el cineasta que en sus comienzos fue crítico de cine. Pero aquel ejercicio de revisión sólo sirvió para reafirmarme en mis impresiones de entonces: El corazón del guerrero (2000), film sobre un adolescente frustrado del mundo real que crea un mundo fantástico paralelo, me resulta muy irregular e incluso ridícula en muchas de sus secuencias, sobre todo en esa que nos presenta a un villano de opereta; tampoco supe apreciar el talento de Monzón en El robo más grande jamás contado (2002), una comedia sobre un grupo de patéticos ladrones que quieren dar el golpe del siglo robando en un museo y que se va desinflando a medida que avanza la acción; su estreno en el thriller psicológico con La Caja Kovak (2006), con la imposible misión de emparejar a Timothy Hutton y Lucía Jiménez, se impone como un film aburrido, arrítmico y de nefasto final. La cosa comenzó a cambiar con Celda 211, una de las mejores películas de la historia del cine español, un cambio radical con respecto a lo que el realizador nos había mostrado hasta la fecha, un film para el recuerdo que se desarrolla en un espacio claustrofóbico dotando a la acción de tensión, dramatismo y credibilidad. En mi recuerdo permanecerá siempre el jodido Malamadre.  


      Los amantes del cine no quedarán defraudados con la nueva apuesta que el director y su equipo han tardado cinco años en pulir, pues aunque no raya a la altura de su anterior película, sí la podemos incluir entre lo más granado del cine español en lo que va de año: Estrecho de Gibraltar, apenas 16 kilómetros separan Europa de África: riesgo, adrenalina y mucho dinero para quien sea capaz de atravesar la distancia en una lancha cargada de hachís con la policía pisándole los talones. El Niño y el Compi (Jesús Castro y Jesús Carroza) quieren iniciarse en el mundo del narcotráfico como si de un juego se tratara. Jesús y Eva (Luis Tosar y Bárbara Lennie), dos agentes de policía, llevan años tratando de demostrar que la ruta del hachís hace tiempo que se ha convertido en uno de los principales coladeros de cocaína en Europa y sospechan hasta de sus mismos compañeros. Su objetivo es el Inglés (Ian McShane), el hombre que mueve los hilos desde su base de operaciones en Gibraltar. Los destinos de estos personajes terminan por cruzarse para descubrir que el enfrentamiento entre sus respectivos mundos es mucho más peligroso y complejo de lo que habían imaginado.


      Lo primero que llama la atención de EL NIÑO es la potente química que destila todo el elenco y que a pesar de la mezcla de géneros como el thriller, el drama, el romance y la comedia, todo se hace creíble de un modo natural sin que ninguna situación resulte excesivamente forzada. Estamos ante un film rodado con profesionalidad pero que nos regala escasas escenas de acción y al que tal vez penalice en exceso su dilatado metraje (con media hora menos el relato luciría mejor), pero Monzón, embelesado por la sugerente historia y el indiscutible talento del reparto, pierde demasiado tiempo en la descripción de ambientes y lugares, intentando captar el aroma y el color de la vida a uno y otro lado del Estrecho, en ese alarmante triángulo que forman Marruecos, España y Gibraltar. El director demuestra que maneja con solvencia los mecanismos del thriller y recrea algunas situaciones con gran pericia técnica (las dos escenas de la persecución y acoso del helicóptero a las lanchas cargadas de fardos de hachís), rodadas con gran tensión, humor y realismo. El gran valor es el mimo con el que se ha dibujado a cada uno de los personajes, mezcla de veteranía y juventud, que da como resultado un cóctel muy sabroso. Así, tanto los policías interpretados de forma convincente por Luis Tosar, Eduard Fernández y Bárbara Lennie, nos muestran una cercanía, un verismo y una fisicidad inusitada, muy alejada de los típicos héroes indestructibles hollywoodienses. Seres tan tangibles y ordinarios como el Niño y el Compi, por quienes no nos queda más remedio que empatizar aunque sólo sea por su irresponsabilidad y desparpajo.



       La función también se ve castigada por algunas subtramas que nada aportan a la historia, como ese romance entre el Niño y Amina (Mariam Bachir), pero que puede servir para que el espectador respire un poco de aire limpio alejado de la atmósfera de corrupción, espionaje, decapitaciones y palizas que en contadas ocasiones la trama depara. La ausencia de efectos digitales dota de un barniz más realista a la acción y denota una gran labor de montaje en secuencias como las apuntadas del helicóptero. Será inútil insistir en que EL NIÑO no llega al nivel de excelencia de la cruda, protéica, desgarradora y emocionante Celda 211 (el espectador tendrá ocasión de comprobarlo), le falta garra, alma, pero el pulso de Daniel Monzón sigue siendo firme, sabe siempre dónde situar la cámara para captar postales bellísimas y recrear situaciones absolutamente turbadoras, insuflando energía a las relaciones interpersonales de los personajes, dejando al descubierto sus miedos, flaquezas, anhelos y ambiciones. Algo en lo que tiene mucho que ver el pulcro guión ideado por el propio director y Jorge Guerricaechevarría, imaginado para que todo respire autenticidad, tanta como la sospecha de que la corrupción policial puede ser una de las claves que estén impidiendo la detención de los grandes capos de la droga que operan en la zona, esas costas y puertos donde los policías honrados libran sus batallas todos los días. ¿Es EL NIÑO una gran película? No ¿Es una buena película? Sin duda. 

viernes, 29 de agosto de 2014

LOS MEJORES CULOS DE ARGENTINA

1- LOLA BEZERRA
2- KARINA JELINEK
3- CINTHIA FERNÁNDEZ

4- VIRGINIA GALLARDO
5- BELÉN FRANCESE
6- EUGENIA LEMOS
7- JESICA CIRIO
8- FLOPY TESOURO
9- EVANGELINA ANDERSON
10- SABRINA ROJAS

miércoles, 27 de agosto de 2014

INDIA EISLEY: UNA JOVEN ACTRIZ SOBRE LA QUE SE VERTERÁN RÍOS DE TINTA


      INDIA EISLEY es una joven actriz estadounidense nacida en Los Ángeles, California, el 29 de octubre de 1993. Hija del músico David Glen Eisley y de la actriz Olivia Hussey, cuando aún no ha cumplido los 21 años, se encuentra en la rampa de salida para convertirse en toda una estrella de la gran pantalla: tiene talento, es bellísima y acaba de protagonizar su primera película con un papel estelar. Eisley empezó a ser conocida por aparecer en la serie de televisión norteamericana de la ABC Vida secreta de una adolescente (2008) junto a la ahora también famosa Shailene Woodley.


      También por dar vida a Eve en la fallida secuela protagonizada, como todas las anteriores por Kate Beckinsale, Underworld: El Despertar (Mans Marlind, Boorjn Stein, 2012) que supuso la quinta entrega de la saga. Sobrina del también actor Jonathan Ericksen Eisley, India apareció junto a su madre en el film de terror Headspace (Andrew van den Houten, 2005), cinta en donde un misterioso encuentro con un extraño hace que un joven se convierta rápidamente en un genio. Pero cuuando su inteligencia crece, también lo hacen una serie de horrendos asesinatos. Anteriormente tuvo una brevísima aparición en el biopic para la televisión titulado Madre Teresa de Calcuta (Fabrizio Costa, 2003).


      Me resulta curioso remarcar que el nombre completo de la actriz es India Eisley Alegría, y alegría da verla en el que va a ser su trampolín definitivo para lanzarla a la fama protagonizando el remake de la película de animación japonesa de 1998 “A Kite (Sexo Letal)” que dirigió Yasoumi Umetsu. En este film titulado Kite (Ralph Ziman, 2014), estará acompañada por Samuel L. Jackson y encarna a una colegiala llamada Sawa que esconde un oscuro secreto: es una asesina. Trabaja para un policía corrupto que le señala los objetivos y posee un revolver de precisión. Obsesionada por encontrar al asesino de sus padres, Sawa conoce a otro joven asesino huérfano con el que intentará acabar con la espiral de violencia en que están metidos. Que a nadie le quepa duda, India triunfará, y yo me sentiré muy orgulloso de ello.
        

martes, 26 de agosto de 2014

MELLISA DEBLING ¡CON ELLA LLEGÓ EL ESCÁNDALO!


La modelo de glamour inglesa MELISSA DEBLING (Ramsgate, Kent, 21 de febrero de 1989) tiene los ojos azules, el cabello rubia y mide 1`65 metros de estatura. Pero eso podría servir como descripción estándar de millones de chicas, y como podemos observar Melissa es un monumento nacional para su país de origen, su cuerpo es una escandalosa escultura en homenaje a la belleza femenina y un canto desesperado al deseo irreprimible. Nuestra musa ha aparecido frecuentemente en la revista Zoo Magazine, también en Nuts, Loaded y en el diario Daily Star. Tiene su propia página web aunque también ha colaborado en otros sitios en la red como OnlyTease.


Fastuoso nos resultó su calendario de 2011, que hizo estallar el mercurio de los termómetros. También ha trabajado en la cadena erótica Elite Tv (que ahora se llama Studio 66). Melissa es sobre todo conocida por sus rimbombantes pechos, aunque yo destacaría una peculiaridad que nos pone a los hombres muy verriondos y que la ha hecho muy popular: la aparición en muchas fotografías mordiéndose el labio inferior en un gesto muy provocativo que muchos encontramos irresistible. 

Pero sus curvas no terminan en sus pechos, pues ella tiene un culo increíble, otro punto fuerte que al género masculino hetero nos vuelve locos. Debling comenzó posando para Nuts en 2010 dentro de la sección “Nuevas Chicas” de la revista. Posteriormente alcanzaría la notoriedad por sus apariciones en la revista Zoo, ganando el concurso “Babbys” de la publicación, lo que le valió un contrato de trabajo que también contrajo Nuts. Como es muy lista, sabía que crear su propio sitio oficial en internet le ayudaría a tener una mayor proyección  internacional, y así fue, confirmándola como una modelo atrevida y cotizada a la que yo, por supuesto, adoro con verdadera devoción.