lunes, 29 de agosto de 2016

BAILANDO CON KELLY MONACO HASTA LA ETERNIDAD


    Según los lectores de la edición internacional de la revista Glam´mag en su edición de septiembre, la modelo y actriz Kelly Monaco (Filadelfia, Pensilvania, 23 de mayo de 1976) es la mujer más sexy del mundo. Y no tienen mal gusto porque con sus 40 años cumplidos, Kelly sigue siendo un bellezón y luce un cuerpazo que parece esculpido por los dioses. Hija de padre argentino y madre italiana, ganó el reality Dancing with the Stars 2005 y ha aparecido en revistas como Playboy, FHM y Maxim siendo chica Playmate del mes de abril de 1997. Su amplia relación laboral con Playboy le llevó a posar para el objetivo de los más prestigiosos fotógrafos apareciendo en varias ediciones especiales de la revista.

     
    Antes de ser descubierta por un agente de la citada revista masculina, ella trabajaba de salvavidas y le gustaba practicar deportes de riesgo, prueba de ello es su escultural y musculada figura. Tales aficiones hicieron que formara parte del equipo de deportes extremos de Playboy. Pero es que además, Kelly ha sido requerida para trabajar como actriz en series como Hospital General, Los vigilantes de la playa y tuvo un papelito en la comedia rural Mumford, algo va a cambiar tu vida (Lawrence Kasdan, 1999). También aparece en el film fantástico para adolescentes El diablo metió la mano (Roadman Flender, 1999), en el telefilm Football Wives (Brian Singer, 2007) y en otra película para la televisión titulada Amor verdadero (Michael Scott, 2011).


domingo, 28 de agosto de 2016

CRÍTICA: "CUERPO DE ÉLITE" (Joaquín Mazón, 2016)

Ejemplo de la decadencia de la comedia española
“CUERPO DE ÉLITE”
(Joaquín Mazón, 2016)
      
    
   Del mismo modo que es justo señalar que el thriller español pasa por un momento dulce y ha aportado una serie de títulos potentes en los últimos años (La isla mínima, El Niño, Cien años de perdón, El desconocido) también se hace necesario subrayar que la comedia española está atravesando la peor época de su historia, y Cuerpo de élite sólo es la confirmación de esa triste decadencia. La trama gira en torno a la creación de un Cuerpo de Élite Autonómico, una agencia creada por el ministro del interior Boyero (Carlos Areces) que es tan secreta que nadie sabe de su existencia. Tras morir durante una operación el anterior equipo, se recluta a otro formado por el agente de movilidad madrileño Santi (Miki Esparbé), el mosso d´esquadra catalán Pep (Jordi Sánchez), el ertzaina vasco Gorka (Andoni Agirregomezkorta), la guardia civil andaluza Lola (María León) y el legionario ecuatoriano de Cuenca Byron (Juan Carlos Aduviri). Ellos son los elegidos para abortar un ataque terrorista que tiene en su poder la famosa bomba nuclear perdida en la playa de Palomares (Almería) en 1966, que se desprendió de un bombardero estadounidense. Superando sus diferencias, el equipo luchará contra el reloj para salvar el país.
    
     
     Subida a la estela dejada por la supertaquillera 8 apellidos vascos y su secuela, Joaquín Mazón nos presenta Cuerpo de élite, un pestiño aún más rancio e indigesto que repite los mismos tópicos y clichés no para intentar realizar una comedia decente sino con el objetivo único de asaltar la taquilla y dar gato por liebre, a ello se ha puesto ya Atresmedia con una fiebre propagandística inusitada. El caso es que a mí me gusta  la vis cómica de María León y el resto del reparto hace lo que puede con un guión zarrapastroso rebosante de gags trilladísimos  y escenas de acción rodadas de forma chapucera. Mazón lo fía todo a las típicas diferencias culturales, usos y costumbres de las distintas comunidades autónomas e intenta transgredir lo políticamente correcto con algunos chistes sobre el terrorismo etarra en uno de los segmentos más bochornosos de la función. De la pléyade de personajes obtusos forman parte también un gallego parlanchín, una funcionaria murciana con problemas de dicción para completar un retrato movido de familia ibérica al que pone la guinda un ecuatoriano de Cuenca de exaltado patriotismo. En fin, un desastre sin paliativos pergeñado sin chispa ni inteligencia y que no aporta nada al género.  



sábado, 27 de agosto de 2016

KRISTEN STEWART COMO A TI TE GUSTA


    La actriz Kristen Stewart (Los Ángeles, 9 de abril de 1990) saltó definitivamente a la fama mundial encarnando el papel de Bella Swan en la saga Crepúsculo (2008), pero fue David Fincher quien la puso en el escaparate internacional dando oxígeno a la hija de Jodie Foster en el film de suspense La habitación del pánico (2003). A partir de entonces no le faltaron ofertas para trabajar en producciones independientes como Undertow (David Gordon Green, 2004), en films televisivos como Speak (2004) y películas comerciales como Zathura (Jon Favreau, 2005).


Tras rodar el drama romántico The Cake Eaters (Mary Stuart Materson, 2007) y la comedia Entre mujeres (Jon Kasdan, 2007), actúa en el fallido film de terror The Messengers (Oxide Pang y Danny Pang, 2007). Tiene una aparición estelar en el magnífico film de Sean Penn Hacia rutas salvajes (2007) y aparece junto a Robert De Niro en la comedia Algo pasa en Hollywood (Barry Levinson, 2008). Fue con la saga Crepúsculo en 2008 hasta su última entrega en 2012 cuando Kristen Stewart se convierte en una de las actrices mejor pagadas. 


Yo, que aborrezco esa franquicia, la recuerdo en sus mejores interpretaciones en Adventureland (Greg Mottola, 2009), en el biopic musical The Runaways (Floria Sigismondi, 2010), en la adaptación de la mítica novela de Jack Kerouac On the Road (Walter Salles, 2012), en el film independiente Camp X-Ray (Peter Sattler, 2014), en la película de ciencia ficción Equals (Drake Doremus, 2015), y en la comedia de Woody Allen Cafe Society (2016), un film de cine dentro del cine ambientado en los años 30. No he visto aún Personal Shopper (Olivier Assayas, 2016) una película fantástica de moda y fantasmas.


Kristen Stewart fue clasificada como la actriz con mayores ingresos en la lista de Vanity Fair “Hollywood Top Earners List of 2010”, con unas ganancias estimadas de 28 millones de dólares. También en 2012 la revista Forbes la señaló como la actriz mejor pagada y la más rentable. La revista Glamour la nombró la actriz mejor vestida del planeta en 2012, y ganó el premio Rising Star BAFTA en 2010, y ganó el premio César a la mejor actriz de reparto por su papel en Viaje a Sils María (2014) junto a Juliette Binoche.