domingo, 31 de mayo de 2015

JULIANA ARAUJO, OTRA RAZÓN PARA HUIR A BRASIL



      
     La bella modelo brasileña Juliana Araujo (Porto Alegre, 15 de septiembre de 1984) fue la vencedora, de entre 35 participantes, del concurso “Gatas e Coelhinhas” de la revista Playboy, y como podemos observar en las fotos que ilustran esta sección, atributos no le faltan. Ha trabajado como asistente de un programa de variedades de TV Pampa, aunque ha completado sus estudios de veterinaria, trabajando en la inspección de alimentos y la agroindustria. Soy de la opinión de que las mujeres brasileñas tienen algo que las hace irresistibles y sumamente explosivas. Sin desmerecer a nadie, ellas se muestran chispeantes y divertidas en un mundo cada vez más gris y aburrido.


     
      Juliana, además de poseer una notable fotogenia y telegenia, tiene mucho ganado con su bonito rostro y una gracia divina posando en topless, por su carne babearía hasta el más recalcitrante vegetariano y su figura puede competir con cualquier modelo famosa a pesar de su 1´63 de estatura. Nacida en Porto Alegre, se impone como una de las conejitas más atractivas que han descubierto los ojeadores de Playboy brasileños, que enseguida vieron que sus equilibradas medidas 90-62-95 podían dar mucho juego.
    
 

       El refrán favorito de Juliana es “A quien madruga Dios le ayuda”. Lo que más le gusta de un hombre es que sea respetuoso con las mujeres, una premisa esencial para una buena relación. Por el contrario, lo que no le gusta de los hombres es que intenten tener sexo con una mujer sin siquiera molestarse en seducirla, algo que indica un instinto animal alejado del juego del amor. Juliana es fuego, pasión, música y uno de los más estimulantes ejemplos de que Brasil es un auténtico vivero de mujeres hermosas mimadas por el clima y la voluntad de los dioses.

jueves, 28 de mayo de 2015

THE WOMAN: EL TERROR ATÁVICO

       
     
      Lucky McKee, el firmante de aquel recordado film a modo de fábula perversa titulado May, ¿quieres ser mi amigo? (2002) que narra la historia de una chica que al sentirse rechazada hace uso de una violencia visceral, presentó en 2011 una cinta de terror que pasado el tiempo se ha convertido en una película de culto defendida con uñas y dientes por millones de aficionados al género. The Woman, que tuvo un recorrido exitoso por distintos festivales, fue premiada con el Mejor Guión en el Festival de Sitges de aquel año y nos cuenta la historia de The Woman (Pollyanna McIntosh) la última superviviente de un feroz clan de caníbales instalados en la costa noreste durante décadas. Sola, herida y vulnerable, se verá atrapada por un cazador local, el abogado y hombre totalmente perturbado Christopher Cleek (Sean Bridgers) que sólo tiene en mente una idea: raptarla y hacerla pedazos, una decisión que amenazará su vida y la de su familia.


      Potente secuela de Offspring (Andrew van den Houten, 2009) la cual nos presentaba a un grupo de caníbales que atacaba sin piedad a los habitantes de un pueblo en busca de comida. The Woman es bastante superior al film original en cuanto a su demoledor mensaje sobre el carácter depredador innato a la naturaleza humana. Un film de una crueldad autoconsciente, un duro tratado sobre la esclavitud doméstica y el hogar como escuela de abducción psicológica en donde un padre tarado puede abocar a un abismo de locura a su atemorizada y subyugada familia. Estamos ante un escupitajo certero en el rostro del establishment y esa clase acomodada bajo cuya coraza fermentan las mayores atrocidades con tal de imponer su dominio y que demostrará ser más incivilizadas que esa agreste y bella mujer (magnífica Polyanna McIntosh) a la que quieren domesticar aunque todos sabemos el fatal destino que le espera.


       Absténganse de ver esta película todas aquellas personas que sean débiles de estómago aunque resulta un caramelo para los amantes del cine gore y la casquería, que nunca puede ser la única motivación para deleitarse con esta sorprendente función. The Woman está rodada con garra y pulsión tanto en la radiografía de esa familia disfuncional como en el abanico de emociones que despierta en el espectador la hermosa salvaje durante el ritual de humillación y torturas al que se ve arrastrada, y que espera de ella una venganza extrema que la encumbrará como heroína feminista en una lucha constante para exterminar el dominio patriarcal, al que sólo le interesa la sumisión y que se verá superado por un nuevo orden en un final poético y esperanzador. Película muy recomendable.



domingo, 24 de mayo de 2015

CRÍTICA: "POLTERGEIST (2015)"

Un remake digno aunque innecesario
POLTERGEIST êêê
DIRECTOR: GIL KENAN.
INTÉRPRETES: SAM ROCKWELL, ROSEMARIE DEWITT, KENNEDI CLEMENTS, KYLE CATLETT, JARED HARRIS, NICHOLAS BRAUN, SAXON SHARBINO.
GÉNERO: TERROR / EE. UU. / 2015  DURACIÓN: 93 MINUTOS.   
              
      
      Poltergeist (Tobe Hopper, 1982) no fue una gran película, el hecho de con el tiempo sea reivindicada como un clásico o un film de culto se debe más a su condición de “película maldita” (debido al asesinato de Dominique Dunne, la temprana muerte de la pequeña Heather O´Rourke y a que la actriz Jobeth Williams señalara que los esqueletos utilizados en la escena de la piscina eran reales), a la década en que fue rodada (los efervescentes años 80) y a la duda de si la película fue rodada por Hopper o fue Steven Spielberg quien realmente se situó detrás de las cámaras a pesar de que quien consta acreditado es el director de La matanza de Texas. La función contaba con un trabajo interpretativo consistente a pesar de que la historia podía haber dado más de sí, con una primera parte de metraje realmente conseguida y un clímax final de locura. Insisto, nunca he considerado que Poltergeist sea un film de gran calidad, y su remake tiene más que ver con la taquilla que con la innecesaria puesta al día de una cinta que tuvo infinitas y zarrapastrosas secuelas.  
     

          El director londinense Gil Kenan (Monster House, City of Ember: En busca de la luz) fue el elegido para dar forma a este proyecto de revisión nostálgica: La familia Bowen, encabezada por el patriarca Eric (Sam Rockwell) y su esposa, Amy (Rosemary DeWitt) se mudan a una casa nueva alejada de la ciudad debido a su precaria situación económica porque Eric se ha quedado sin trabajo. No pasará mucho tiempo para que comprueben que su nueva vivienda está muy lejos de representar la casa de sus sueños; presencias del más allá comienzan a acechar a la familia, especialmente a la hija más pequeña del matrimonio, Madison (Kennedi Clements). Es entonces cuando la familia decide pedir ayuda a Carrigan Burke (Jarred Harris) un experto en el más allá que se dedica a limpiar las casas de fantasmas y poltergeist.
       
      
         El hecho de que, como comentaba anteriormente, este reebot resulte innecesario no significa que el artefacto firmado por Kenan bajo el patrocinio de Sam Raimi sea desdeñable. Poltergeist tiene la armadura de un film de terror clásico y está rodada con habilidad, profesionalidad y un esforzado empeño por extraer todo el jugo a una película sólo recomendada para mayores de 13 años. La historia original de Spielberg se ve ahora aliñada por los avances tecnológicos que, sin embargo, están muy controlados, con la certera seguridad de que el foco hay que ponerlo en el desarrollo narrativo sin abusar de los efectos visuales. La trama sigue casi fielmente al original en cuanto a su premisa inicial (el tradicional tema de la familia que se muda instalándose en una casa encantada) y en sus trucos y efectos (la televisión como pantalla de espectros, un armario que esconde un payaso de risa siniestra, objetos que se desplazan, luces inestables, tormentas repentinas…), todo en un entorno de armonía y aparente luminosidad. Poltergeist es una película que respeta el género sin intentar descubrir la pólvora, resuelve las acciones de manera digna, concisa y nunca atropellada, evitando la confusión y dotando de clarividencia a una de las temáticas del terror más extendidas.


      Poltergeist logra elevarse por encima de la media de un género rebosante de inventos ridículos, debido en parte a su impecable factura y el esfuerzo de todo el equipo, que se toma en serio la función a sabiendas de lo que representa el film seminal para varias generaciones de aficionados. Como suele ser habitual, en el primer tramo nos encontramos con la presentación de los personajes y el desarrollo de unos episodios paranormales que deparan la desaparición de la pequeña Madison, un acontecimiento que dinamita la armonía familiar y que les hace olvidar los problemas económicos derivados de la situación de parado del padre. En el segundo tramo, mucho más interesante con la aparición del equipo de expertos en fenómenos paranormales, el film toma impulso tomando como guía las situaciones creadas en el film de Hopper con el añadido de la ultimísima tecnología y una notable edición de sonido para crear una atmósfera angustiosa en donde sobresale la escena del armario y el taladro. Mi actitud siempre es reticente ante el estreno de tantos remakes que parecen indicar un estancamiento de la creatividad hollywoodiense, pero al menos debemos agradecer que cineastas como Gil Kenan se tomen el asunto con profesionalidad y el suficiente ingenio como para convertir al pequeño de la casa en el héroe de la función, demostrando gran pericia en el uso del scope para crear un logrado crescendo de la amenaza y la ansiedad. Con una magnífica fotografía de nuestro Javier Aguirresarobe, el clímax final que da comienzo en el monovolumen queda muy alejado del virtuosismo e imaginación de aquel reseñado de la piscina y los esqueletos, aun así no desmerece dentro un film digno que no pasará a la historia.



martes, 19 de mayo de 2015

REINAS SAGRADAS DEL PORNO: NICOLE ANISTON


      Ay, el porno. Las cifras de búsqueda relacionadas con esta lasciva actividad (fotos, vídeos, películas, actrices y actores) en los buscadores de internet resultan abrumadoras. Yo, que soy un erotómano vocacional, he llegado a pensar que una de las razones principales de que esto ocurra es la cantidad de mujeres hermosas que forman parte de ese mundo… y que verlas interactuar sexualmente es siempre un estímulo para la libido y los sentidos. ¿Y los hombres qué? Se preguntarán las chicas. También, claro, pero es que soy heterosexual y tengo que reconocer que fijo mi atención mucho más en las actrices. Este es el caso de Nicole Aniston, actriz porno y modelo californiana de 27 años que se inició en la industria del cine para adultos en 2010, y desde entonces ha realizado 187 películas.


       Galardonada con el Penthouse Pet del mes en 2012 y el Penthouse del año en 2013, Aniston tiene herencia alemana y griega. Trabajó en la oficina de atención al cliente de un banco antes de dedicarse a la industria del porno. Aunque su actividad profesional se ha desarrollado  fundamentalmente en el marco de la popular revista (Penthouse Forum, Penthouse Variations) y su web, en 2014 se anunció que Aniston había conseguido un contrato exclusivo con el estudio de producción para adultos Naughty América. Nicole mide 1´60 cm, pesa 55 kg y tiene los ojos de color azul sereno.
        
      
      También en 2014, los lectores del sitio web MensMagDaily la seleccionaron como una de las 25 mejores y más calientes estrellas porno del año. Los editores de la web explicaron: “La lista está cuidadosamente pensada, porque ahí se encuentran las mujeres más absolutamente bellas del porno. Pensamos que era importante para las estrellas del porno que son realmente hermosas”. Por si al aficionado le interesa,  estos son algunos de los títulos en donde tiene un papel protagónico esta infartante reina sagrada del porno: Bang Bus 35, This Ain´tFox News XXX, This Aint the Smurfs XXX, Thor XXX: An Axel Braun Parody y Women Seeking Women 86. Que disfruten.