sábado, 28 de junio de 2014

CRÍTICA DE "UNDER THE SKIN"

La carne, sus peligros y tormentos.
UNDER THE SKIN êêê
DIRECTOR: JONATHAN GLAZER.
INTÉRPRETES: SCARLETT JOHANSSON, PAUL BRANNIGAN, ROBERT J. GODWIN, KRYSTOF HADEK, SCOTT DYMOND.
GÉNERO: CIENCIA- FICCIÓN / EE. UU. / 2012  DURACIÓN: 108 MINUTOS.   
           
     Todo el mundo se pregunta cómo ha logrado el pavo de Jonathan Glazer que Scarlett Johansson se desnude totalmente en esta película. Hay mucha gente que piensa que ese es el único reclamo de UNDER THE SKIN, yo no estoy de acurdo con esa afirmación, aunque no me cuesta reconocer que estamos ante un ejercicio estilístico que puede resultar tan aburrido como farragoso para el gran público. Lo cierto es que Glazer sorprende a propios y extraños con un relato que resulta sobrecogedor y bello en su aspecto visual. La historia nos narra cómo unos alienígenas aterrizan en la Tierra (concretamente en Glasgow, Escocia) para llevar a cabo una misión específica: abducir a los confiados autoestopistas para transportarlos  a su mundo, donde la carne humana está considerada una delicatesen a la altura de la trufa o el caviar. Para ello cuentan con la colaboración de una infiltrada en la Tierra, una atractiva mujer (Scarlett Johansson) que sirve de cebo a los incautos.


      Diez años ha estado Jonathan Glazer en pergeñar el que supone su tercer largometraje tras Sexy Beast (2000) y Birth (2004), el cineasta, firmante de algunos de los mejores videoclips de las últimas décadas, utiliza algunos recursos que se nos antojan consecuentes como el uso de la cámara oculta para rodar escenas espontáneas en la calle y utilizar a algunos transeúntes como actores en la película, algo que potencia el toque realista y el sentido críptico de la función. Otro gran acierto son los escenarios elegidos, las gélidas playas y montañas de Escocia y las húmedas calles de sus vetustas  ciudades, transitadas por una fauna variopinta  de palurdos y algún chulo de discoteca. UNDER THE SKIN avanza con un ritmo pausado y, como queda apuntado, no resulta aconsejable para ese público que huye de las complejidades, pues algún despistado puede creer por los tráilers que estamos ante un film con muchas semejanzas con Species (Roger Donaldson, 1995) y se estará equivocando totalmente, tal vez su film referente sea El hombre que vino de las estrellas (Nicolas Roeg, 1976) que contaba con el reclamo de David Bowie y con el que sí guarda algunos puntos en común.


      Basada en la novela Bajo la piel de Michel Faber (editada en España por Anagrama) la cinta abraza los contrastes como señales discordantes de dos dimensiones: la belleza e impenetrabilidad de la alienígena enfrentada a la vulgaridad y los instintos primarios de las personas abducidas, el aspecto anodino del vestuario de Scarlett Johansson propio de una choni poligonera y que se aleja de la imagen que proyecta en casi todas sus películas, su mirada neutra e impasible, sin sentimientos, en la que ningún inocente repara para evitar el peligro. Algo que puede ser tomado como una alegoría sobre la atracción de la carne y sus tormentos y la insensibilidad del ser humano para mirar más allá de la superficie.

Con gran miscelánea de géneros que van desde la ciencia-ficción y el thriller pasando por el drama psicológico con cierta pátina erótica, UNDER THE SKIN  es un film que ataca más por la vía sensitiva, sensual y visual que por lo atractivo de unos diálogos que quedan siempre en segundo plano y que están forzados por los contactos que tiene la alienígena con sus potenciales víctimas en su deambular conduciendo una furgoneta por las desangeladas calles de Glasgow. Llama la atención que el magnetismo, el hechizo de Scarlett y su generoso y por nuestra parte ansiado desnudo, se produzca de una forma gradual en cada uno de esos encuentros  en los que arrastra a los pardillos (simples carnazas) hacia la nada. El espectador tendrá tiempo para sentirse fascinado, incómodo, absorbido, aburrido, desorientado, abducido, de todo hay en un relato que le va exigir que rellene demasiados huecos. Una labor de composición pictórica exultante y una fotografía atmosférica y envolvente convierten el extraño viaje por Escocia en toda una experiencia donde predomina la imagen, la sugerencia y las sensaciones del mejor cine contemplativo. Que el chico afectado por neurofibromatosis sea el único al que deje escapar la bella depredadora da que pensar sobre el alcance de su oculta humanidad, una ternura mucho más lacerante cuando, tras un intento de violación,  se tiene que desprender de una piel a la que había cogido verdadero afecto.

BONO REGALO

martes, 24 de junio de 2014

ESPECTACULAR REBECCA DA COSTA EN “EL ENCARGO”


      Tal vez lo único salvable de la mediocre THE BAG MAN (David Grovi, 2014) sea la aparición estelar de la actriz brasileña Rebecca Da Costa (Recife, 1984), no puede ser de otro modo en un film absolutamente birrioso que se estrena en nuestro país el próximo viernes día 27 de junio con el título “EL ENCARGO” y que nos cuenta la historia de un criminal, Jack (John Cusack) que se esconde en un motel de carretera. El criminal ha matado a varias hombres cumpliendo el encargo de custodiar una bolsa de viaje cuyo contenido desconoce y que le está prohibido abrir. Ahora espera en el motel la llegada de su jefe, Dragna (Robert De Niro), que se asegurará que ha cumplido con intachable  profesionalismo su misión.


                    
     Por supuesto, la bolsa es un mcguffin, y toda la trama se construye en torno al enigma de su contenido que no desvelaré para no fastidiar el asunto a quien se muestre interesado en ver esta tontería. Por la película, con ínfulas indie y que se desarrolla en el motel y sus inmediaciones boscosas, desfilan una galería de personajes estrafalarios y verborréicos  y un Robert De Niro encarnando por enésima vez a un mafioso (¡qué asco, coño!), pero peor son sus cargantes e insustanciales diálogos revestidos de una pátina de trascendencia, que se ven salpicados por momentos de explosiva violencia, conformando un cóctel indigesto que asienta sus bases referenciales en los Coen de Sangre Fácil y el David Lynch de Carretera Perdida, aunque algunos personajes parecen deshechos de algunas películas de Tarantino. En fin, el guión tiene más agujeros que los cuerpos de Bonnie and Clyde, y la trama resulta loca e inverosímil.  


       Como apuntaba, lo único bueno es que en ella aparece REBECCA DA COSTA, la preciosa modelo y actriz brasileira de 30 años y 1´80 metros de estatura que fue descubierta por la agencia Elite Models a los 14 años, y a los 17 fue invitada a desfilar en La Semana de la Moda de Milán. Rebecca se trasladó a los Estados Unidos para estudiar arte dramático, pero su carrera como modelo es impresionante, pues ha trabajado para prestigiosas firmas como Yves Saint Laurent, Moschino, Armani, Donna Karan y Hugo Boss. En el cine la hemos podido ver en el thriller Braking at the Edge (2013), film firmado por Predrag Antonijevic en el que da vida a una mujer embarazada.  También podemos disfrutar de su presencia en el thriller de posesiones Mine Games (Richard Grey, 2014) y en el pestiño que acabamos de comentar una líneas más arriba, en el que da oxígeno a una mujer fatal en una sórdida y aburrida historia de crímenes y suspense.


                                                     

domingo, 22 de junio de 2014

viernes, 20 de junio de 2014

CRÍTICA DE: "SAVAGED"

La venganza viene de otro mundo
SAVAGED êêê
DIRECTOR: MICHAEL S. OJEDA.
INTÉRPRETES: AMANDA ADRIENNE, TOM ARDAVANY, RODNEY ROWLAND, MARC ANTHONY SAMUEL, BRION DAVIS, RONNIE GENE BLEVINS.
GÉNERO: TERROR / EE. UU. / 2012  DURACIÓN: 95 MINUTOS.   
        

      El terror independiente o de serie B está hoy muy desprestigiado, y siendo sincero se podría decir que es algo que veíamos venir, se lo ha ganado a pulso gracias a los miles de subproductos que debido a su ínfima calidad no han tenido otro destino que la salida directa en DVD o engrosar las atiborradas páginas de descargas de la red como golosinas para frikis incondicionales. Acostumbrado a separar el grano de la paja, todavía uno guarda el suficiente olfato y capacidad instintiva como poder extraer alguna cosita interesante dentro del montón de inmundicia que es arrojado diariamente a las diferentes plataformas visuales. Es el caso de SAVAGED (2013) film independiente escrito, editado, fotografiado y dirigido por Michael S. Ojeda, que además es el responsables de los efectos visuales. Ahí queda eso.
     

      La trama sigue a una joven y atractiva chica sordomuda, Zoe (Amanda Adrienne) que se dirige en coche a Nuevo México a ver a su prometido, Dane (Marc Anthony Samuel). Durante el trayecto presenciará el asesinato de dos jóvenes indios a manos de sus perseguidores, un grupo de salvajes racistas. Zoe no puede hacer nada por salvarles la vida y ahora es ella quien tendrá que luchar por la suya. Al grupo no le cuesta mucho reducirla, violarla y asesinarla dejando su cadáver en el desierto a merced de los coyotes. Un brujo indio nativo de la zona encuentra su cuerpo e intenta resucitarla invocando al antiguo y vengativo espíritu de un jefe apache que habitará en su cuerpo sin vida. Una venganza que llega desde el mismo infierno y que no tendrá piedad con sus agresores.  


     SAVAGED es una nueva tabla de carnicero que no inventa la pólvora, pero Michael S. Ojeda confiere a su relato la suficiente energía como para que la cinta no pase desapercibida para el aficionado al gore e incluso al terror sobrenatural, que aquí van de la mano. Con su encantador batiburrillo que pone en la coctelera ingredientes del más sentido romance, el drama, el  gótico americano y el cine de posesiones con toques de ciencia ficción, nos encontramos con una bien aliñada menestra que logra fijar la atención del espectador sin importar demasiado las multirreferencias (La última casa a la izquierda, I Spit on Your Grave, El Cuervo, Los Renegados del Diablo) ni, consecuentemente, la labor interpretativa de todos sus intérpretes, que se limitan a cumplir con lo que el director, convertido en fascinante hombre orquesta, les pide.  

      No estamos ante un film para estómagos delicados aunque he visto niveles infinitamente mayores de brutalidad, pero la función no engaña a nadie desplegando cotas altas de bestialidad para el disfrute del aficionado al terror más visceral: atropellos, cuchilladas por doquier, destripamientos, decapitaciones y dosis sulfúreas de hemoglobina en una brutal orgía que irá in crescendo a medida que la lógica escala de la venganza marque sus pautas y se haga tan necesaria como implacable.



     Apoyándose en una fotografía quemada y polvorienta como el paisaje desértico donde se desarrolla la acción y en los códigos del subgénero rape & revenge (violación y venganza) aunque con la peculiaridad de que ésta no llega directamente de la víctima o algún allegado, sino de fuerzas incontrolables de otro mundo, una nueva dimensión, tal vez excesivamente hiperbólica en su romanticismo de ultratumba que aunque novedosa chirría en ocasiones: la excesiva dulzura y fragilidad de la víctima que con su discapacidad logra que el espectador empatice automáticamente con ella. Demasiado fácil. Del mismo modo, los clichés se repiten con la banda de rednecks desalmados, unos villanos malísimos que conforman un heterogéneo grupo en donde cada miembro, a cada cual más despreciable, tiene unas marcadas señas de identidad que le define, pero en el que siempre destaca un líder curtido y letal.


       SAVAGED no necesitaba esa arritmia que provocan los momentos de lacerante tristeza de los enamorados, si bien es lógico pensar que al director le interesa explorar las claves de la dramaturgia para conseguir un efecto más doloroso, físico y humano en la rigurosa y exacerbada carnicería, la lírica elevándose sobre la estúpida destrucción de la pureza y la inocencia, una forma de consagrar la fuerza del amor sobre la violencia  y la sangre derramada que anega una ilusión imposible. 

miércoles, 18 de junio de 2014

CANDICE SWANEPOEL, UN SER SUPERIOR

      
     La supermodelo sudafricana CANDICE SWANEPOEL nació en un pequeño pueblo llamado Mooi River el 20 de octubre de 1988, de vocación precoz fue descubierta a los 15 años por un diseñador en un mercadillo ambulante, y a los 16 ya ganaba alrededor de cinco mil euros por día de trabajo. Modelo estrella de Victoria´s Secret, Swanepoel ha aparecido en las portadas de revistas como Vogue, Elle y Ocean Drive, desfilado en pasarelas para Tommy Hilfiger y Dolce & Gabbana y ha realizado publicidad para marcas como Nike, Diesel y Guess?. Sin embargo, es para Victoria´s Secret para quien más ha modelado, comenzando su relación laboral con la firma en 2007 hasta la actualidad


      Criada en una tranquila y hermosa granja junto a sus padres y su hermano mayor, su educación tuvo lugar en el colegio St. Anne`s, habla el afrikáans y domina el inglés y el portugués, éste último debido a su relación sentimental con su novio, el modelo brasileño Hermann Nicoli, a quien conoció en París y con quien sale desde que tenía 17 años.



       Candice comenzó con Victoria´s Secret en VS como modelo de prueba, y apareció por primera vez en la pasarela en el Fashion Show de 2007 en la sección PINK, donde dejó a todos ojipláticos y boquiabiertos con su 1´77 metros de estatura, radical belleza y perfecta escultura corporal. Con el tiempo se ha convertido en en uno de los Ángeles de la firma de lencería, y la marca le asignó una sección especial en 2010, repitiéndose todavía más emotivamente en 2012. Tan importante es que lució sus primeras alas durante la sección PINK y en 2013 se le otorgó el famoso sostén The Royal Fantasy Bra valorado en 10 millones de dólares, y que consta de 2400 piedras preciosas y está confeccionado a mano con oro.