domingo, 27 de marzo de 2016

PERFILES: DIANE KRUGER, LA MIRADA FELINA

      
   
     La modelo y actriz alemana Diane Kruger (Algermissen, 15 de julio de 1976) nació en el seno de una familia acomodada de clase media con su madre trabajando en un banco y su padre de impresor. De niña estudió ballet en Londres y destacó en la danza. Años más tarde asistió a la separación de sus padres debido a los problemas con el alcohol de su padre. A los 15 años, Diane fue finalista del concurso de modelos “Look on the Year” y seguidamente se trasladó a París abandonando la enseñanza secundaria. Fichada por la agencia Elite, no tardaría en destacar en las pasarelas con firmas como Dior, Yves Saint Laurent y Giorgio Armani.

   
    En 2002, aconsejada por su marido, el actor francés Guillaume Canet, apareció en un papelito insignificante en el film La playa (Danny Boyle, 2000) un drama protagonizado por Leonardo DiCaprio, Virginie Ledoyen y el propio Canet, una cinta que representó su insignificante debut en la gran pantalla tras no haber podido hacerlo en El quinto elemento (Luc Besson, 1997) porque no dominaba bien el idioma francés. Algo más de relevancia tuvo su presencia en el fallido thriller de Jean-Pierre  Roux The Piano Player (2002). A partir de ahí intervino en algunos films franceses como Mon Idole (2002), Ni a favor ni en contra (sino todo lo contrario) (2003) y 24 horas al límite (2003). En el año 2004, Kruger hace su debut en el cine hollywoodiense con el aceptable drama romántico Wicker Park (Paul McGuigan) junto a Josh Hartner. Ese mismo año participa con Nicolas Cage en La Búsqueda (Jon Turteltaub) un trampolín que dio impulso a su carrera y sirvió para que el director Wofgang Petersen la ofreciese el papel de la bella Helena en la exitosa película Troya (2004), que aún hoy sigue siendo su papel más reconocido.


      Sin embargo, personalmente la interpretación que más recuerdo es su papel de Lisa en el espléndido thriller de Fred Cavayé Cruzando el límite (2008) en el que estuvo acompañada por Vincent Lindon y que cuenta con un remake norteamericano titulado Los próximos tres días. También en 2004 forma parte del reparto de Malditos Bastardos, la película de Quentin Tarantino en la que da vida a la exquisita agente encubierta Bridget von Hammersmark. El director catalán Jaume Collet-Serra cuenta con ella para que acompañe a Lian Neeson en el aseado thriller Sin identidad (2011) y en 2013 encarna a la reina Maria Antonieta en el drama histórico Adiós a la reina (Benoît Jacquot, 2012). Diane Kruger, junto al actor mexicano Damián Bichir, protagoniza la serie estadounidense The Bridge, una historia sobre un asesino en serie que opera a ambos lados de la frontera de México y Estados Unidos. Tras su separación de Gullaume Canet en 2006, actualmente forma pareja con el actor canadiense Joshua Jackson.


FILMOGRAFÍA SELECTA

-Mon Idole (Gillaume Canet, 2002)
-Ni a favor ni en contra (sino todo lo contrario) (Cèdric Klapisch, 2004)
-Wicker Park (Paul McGuigan, 2004)
-La Búsqueda (Jon Turteltaub, 2004)
-Troya (Wolfgan Petersen, 2004)
-Feliz Navidad (Christian Carion, 2005)
-La sombra del cazador (Richard Shepard, 2007)
-Cruzando el límite (Fred Cavayé, 2008)
-Las vidas posibles de Mr. Nobody (Jaco Van Dormael, 2009)
-Malditos Bastardos (Quentin Trantino, 2009)
-Sin identidad (Jaume Collet-Serra, 2011)
-Adiós a la reina (Benoît Jacquot, 2012)
-The Bridge (serie TV de 2013)


2 comentarios:

  1. Guapa y elegante.

    Por cierto, ya me disculparás pero al final fui a ver "El pregón". Desde luego no es ninguna obra maestra, pero me pareció tan resultona como prometía y me reí con muchas ganas, sobre todo con la presentación de tan patéticos personajes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Diane Kruger me cruje.

    No sé si conoces a una crítica de El Periódico de Catalunya llamada Beatriz Martínez (yo no), pero estoy de acuerdo con lo que dijo: "El pregón" atrasa el cine 50 años". No se puede ser tan vago, Ricard. Estoy seguro que me pongo a escribir un guión del estilo zafio de "El pregón" y me sale uno cada siesta. Por otra parte, es posible que cuando tú estuvieras viendo ese bodrio, yo, a mil kilómetros de distancia, me encontrara viendo por segunda vez "Calle Cloverfield 10". Si en los años 70 "Los bingueros" era una bazofia, no puede ser que ahora "El pregón" sea una película aceptable, porque yo no encuentro ninguna diferencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar