viernes, 22 de julio de 2016

ELSA PATAKY, 40 AÑOS Y TAN BELLA


     Al hilo de su recordado (por lo sugerente) papel protagónico en DiDi Hollywood, la última (y tal vez peor) película del finado Bigas Luna (fallecido el 5 de abril de 2013 a la edad de 67 años) y segunda entrega de la trilogía sobre "las mujeres y el éxito" iniciada con Yo soy la Juani (2003), y en la que la modelo y actriz española Elsa Pataky da vida a Dina Díaz, una camarera que harta de servir copas se marcha a Los Ángeles para cumplir sus sueños de gloria en Hollywood, es un buen momento para recordar que la Pataky nació en Madrid el 18 de julio de 1976 como primera y única hija de un matrimonio compuesto por un bioquímico español y una publicista de ascendencia rumana que emigró a España.


    Pero fue su abuelo, un reconocido actor rumano, quien le hizo descubrir a Elsa su afición por la interpretación, y en honor a él adopto su apellido en su lanzamiento como actriz. Sus padres se separaron siendo ella muy pequeña, y quedando bajo la custodia del padre compaginó los estudios de arte dramático y periodismo en la Universidad San Pablo CEU.


   Sus primeras apariciones fueron en el escenario del Centro Cultural Las Rozas y la compañía de Ángel Gutiérrez, de donde pegó el salto a la televisión en series tan populares como Al salir de clase. Posteriormente llegó su debut en la gran pantalla con el largometraje Clara (Antonio Cuadri, 1999), y su primer éxito llegó con el thriller juvenil El arte de morir (Álvaro Fernández Armero, 2000), que protagonizó junto a Fele Martínez y Gustavo Salmerón.


    La mayoría de las películas en las que ha trabajado son comedias mediocres: Menos es más, Noche de reyes, Sin noticias de Dios, Peor imposible, Atraco a las 3… y media, Ninette, aunque ha hecho alguna incursión en el terror, Beyond Re-Animator (Brian Yuzna, 2003), y en 2006 aparece en un pequeño papel en Serpientes en el avión (David R. Ellis, 2006) un film de serie B con Samuel L. Jackson que se impuso como modelo de marketing viral y con el que plantó un pie en Hollywood.


      Esperando que su progresión dramática sea más positiva de lo demostrado hasta la fecha en  películas como DiDi Hollywood (Bigas Luna, 2010) y las últimas entregas de Fast & Furious 5, 6 y 7, le deseamos toda la suerte del mundo en la trayectoria artística y comercial  de sus nuevos proyectos, ya que tenemos noticias de que su matrimonio con el actor australiano Chris Hemsworth, que va ya para seis años y fruto del cual es madre de tres hijos, marcha viento en popa. Nos alegramos mucho.

2 comentarios:

  1. Creo que la escena de la ducha es de "Ninette". La imagen menos casposa en la filmografía de Garci.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, de "Ninette". Garci cuenta en su filmografía con algunas películas que hoy en día tienen un carácter histórico y social sobre uno de los episodios más determinantes y convulsos de nuestra historia reciente: la Transición (Asignatura pendiente, Asignatura aprobada, Solos en la madrugada, Volver a empezar, Las verdes praderas, Sesión continua...). Es decir, el cine español le debe esa parte de reconocimiento. Por otra parte, El Crack 1 y 2 superan con mucho la media de calidad del cine español de entonces y de ahora. Garci es un cinéfilo impenitente, y su cine, como les sucede a muchos aficionados de su generación, está teñido de una cáustica melancolía con la presunción de que cualquier tiempo pasado fue mejor... en lo referente al Séptimo Arte. En parte, no les falta razón.

    Un abrazo

    ResponderEliminar