viernes, 24 de junio de 2016

PAOLA CAÑAS, UNA INGENUA MODELO EN UN MUNDO DE LOBOS


     La modelo colombiana Paola Cañas (Medellín, 22 de agosto de 1988) siempre tuvo claro que quería ser modelo, por eso a los 12 años realizó su primer desfile en Medellín. Ahora, que está a punto de cumplir 28 años, está divorciada, tiene un hijo de fruto de su matrimonio con Jorge Díez y se ha graduado en Diseño de Modas. La modelo también ha hecho sus pinitos como presentadora para Telemundo en el programa Fashion Tour y Cosmovisión. Del mismo modo, en un plano internacional las cosas marchan, viajando con frecuencia para realizar sesiones fotográficas y participar en ferias. Es una adicta al gimnasio y el resultado de su esfuerzo es más que evidente.


   Sin embargo, la conocida modelo colombiana pasó por un momento difícil el pasado verano cuando se filtró a través de Whatsapp un vídeo erótico muy explícito de ella acariciándose sus partes íntimas. Paola demandó entonces a Lucas Cadavid, con quien mantuvo una relación efímera, acusándole de la filtración, y confesó: “Jamás pensé que alguien que se dibujó como un hombre tan especial resultara siendo un patán irrespetuoso y cobarde”.


   Ella alude que el contacto entre ellos se dio a través de las redes sociales, especialmente por la citada anteriormente, y que las conversaciones comenzaron a subir de tono e incluyeron fotos y vídeos. No obstante, cuando ella no quiso continuar con el juego, él respondió con un mensaje desafiante. Paola le eliminó de sus contactos y el vídeo comenzó a circular rápidamente por Whatsapp. En el citado vídeo no se observa en ningún momento la cara de la antioqueña, pero aparece un tatuaje que revela sin lugar a dudas su identidad.


    El escándalo tuvo algunas consecuencias negativas en la carrera de la modelo criolla, que asistió impotente a la cancelación de algunos de sus contratos. Estamos ya acostumbrados a este tipo de historias, y aun así, modelos, actrices y demás fraranduleras caen una y otra vez como pardillas en las redes de abusadores sin ética ni moral que deben ser perseguidos por la justicia, por lo que la despampanante modelo es otra víctima más de un tipo sin escrúpulos pero también de su propia ingenuidad, pues debería saber que el hombre es un lobo para el hombre.

   
     Cambiando de tercio, Paola comenta que le hace la misma ilusión actuar de modelo y presentadora, que en lo que más se fija en un hombre es en la mirada y cree que el mejor lugar para tener sexo es la ducha. Su hombre ideal tiene que ser atento, romántico, buen amante, con sentido del humor, que bese bien y huela de manera deliciosa. Su ciudad favorita es París y su bebida, el mojito, su frase favorita “cree siempre en ti”. Les dejo una jugosa galería con la que me despido hasta la próxima semana, pero para quien esté interesado en ver el vídeo íntimo de la modelo, existen infinidad de páginas que lo ofrecen en la red. Hasta el lunes, buen fin de semana.

    


No hay comentarios:

Publicar un comentario