miércoles, 20 de abril de 2016

ASHLEY SKY, DESDE MIAMI CON AMOR

       
  
    La modelo norteamericana Ashley Sky (Miami, 26 de noviembre de 1990) es de una belleza arrebatadora debido al exotismo que le confiere a sus rasgos su mezcla de etnia brasileña y nativa americana. Como modelo tiene ya cierto bagaje en campañas para marcas como Buffalo y posando para diversas revistas como Maxim y FHM. Sus comienzos fueron en Orlando (Florida) realizando algunas promociones que llamaron la atención de varias agencias internacionales. Poco después, Ashley posó en varias sesiones fotográficas y subió las fotos a la web “Model Mayhem”, y no pasó mucho tiempo para que fuera contactada por la agencia Wihelmina de Miami. El contrato duró poco y Sky alegó que ese no era el estilo de vida que ella quería y optó por seguir su carrera como independiente sin depender de una agencia.
                   
   
      En donde verdaderamente triunfa Ashley es en el fascinante universo de las redes sociales, su mejor vehículo para la promoción, ya sea en Twitter, Facebook, Instagram, YouTube o Google +. Ella es una de las presencias más activas en internet para su propia promoción y alegría de sus millones de seguidores. Una estrategia que dio sus frutos cuando fue contactada a través de Facebook para participar en el videoclip “Otis” de Kanye West y Jay Z. Ha posado para fotógrafos como Tony Richardson y entre sus objetivos siempre ha estado aparecer en Sport Illustrated y trabajar para Victoria Secret. Su modelo de referencia es Gisele Bündchen, por su belleza y cómo lleva la cuestión empresarial.

   
   Ashley Sky es celosa de su vida privada y no le gusta que nadie indague en su intimidad, que prefiere dejar al margen de su profesión. Su estructura (o escultura) física es delgada; alta y delgada por naturaleza, y aunque trata de comer sano, reconoce que le pega algunos bocados a la comida basura un par de veces a la semana. Le encanta el fútbol y el baloncesto, también el ambiente que rodea a estos deportes los días de partido. A pesar de su delgadez, Ashley posee unos perfectos y golosos pechos y unas curvas bien marcadas. Un cuerpo al que sirve de corolario un rostro absolutamente sensual y magnético. Cierto que en Miami pueden sentirse afortunados, pues cuentan con un vivero de bellezas que han crecido en un idílico paraíso de sol y arena. Y Ashley Sky ya ha cumplido el sueño de miles de chicas: convertirse en una hermosa y deseada modelo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario