sábado, 5 de marzo de 2016

EL DESNUDO COMO ARTE: NATASHA LEGEYDA

      

     
      Querríamos saber algo más de esta preciosa modelo de ascendencia rusa que vive en Turín (Italia). Según nos dice ella en una web donde se anuncian y promocionan modelos, nació en 1994, mide 1´80 cm y pesa 63 kg. Ha trabajado ya con varios centenares de fotógrafos, nada extraño porque según confiesa le encanta posar. También comenta que viaja mucho y que está ampliando su esfera de trabajo hacia el norte de Europa, Estados Unidos y Canadá. En su Facebook se proyecta como modelo de glamour para posados artísticos, de lencería, trajes de baño, moda y clásicas sesiones fotografía y vídeo para revistas masculinas.


        
    Rubia, ojos de color caramelo, enormes y apetecibles pechos naturales y tatuajes en la parte posterior de las piernas, en las manos y en un hombro, ha posado para la página de chicas tatuadas SuicideGirls y participado en algunas producciones musicales en formato de vídeoclip. Porque Natasha es frescura y espontaneidad, la modelo perfecta para que alguien experto detrás de la cámara puede sacar a su esbeltísima figura todo el provecho. Comenzó publicando fotos de aficionado en cualquier sitio hasta que se sumó al colectivo de bellezas tatuadas de la comentada web de chicas tatuadas.          

   
   Natasha hace ya tiempo que está ampliando su agenda para moverse en círculos profesionales. Así, ha aparecido en la revista Yume, y debido a su increíble fotogenia y deslumbrante belleza a la que suma como plus sus estratosféricos pechos, creemos que ofertas no le van a faltar. A mí esta modelo me ha robado el corazón; es perfecta, sus curvas se acentúan con su altura sobre todo cuando utiliza calzado con un poco de tacón y su figura se nos presenta como inaccesible. Lindísima, su piel sedosa, turgente a pesar de los tatuajes que la ensucian, nos sugiere esa lozanía de las mujeres que no hace tanto tiempo dejaron de ser niñas. Como siempre recomiendo que busquen su perfil en redes como Facebook e Instagram… y luego hablamos ¿o hablamos ya?


No hay comentarios:

Publicar un comentario