lunes, 2 de febrero de 2015

MIA KHALIFA, MI REINA SAGRADA DEL PORNO

       
     La voluptuosa pornostar libanesa Mia Khalifa (Beirut, 10 de febrero de 1993) es una las grandes musas actuales del porno, una reina sagrada a la que rendimos pleitesía todos los aficionados de moralidad cochambrosa y amantes del cine guarro. Su irrupción hace varios meses en el mundo del cine para adultos ha sido una de las grandes sorpresas del pasado año, un éxito que fue automático, logrando superar a la veterana estadounidense Lisa Ann, que todavía hoy se encuentra, a pesar de sus madurez, entre las actrices porno más deseadas. Con 1´5 millones de visitas, Mia se posicionó como número uno en la conocida web PornHub el pasado mes de diciembre.


        Mia se trasladó desde Beirut a Estados Unidos en el año 2.000 junto a su familia, y aunque de adolescente vivió en Maryland, posteriormente se matriculó en la Universidad de Texas en El Paso. Su debut en el cine para adultos tuvo lugar en octubre de 2014 y, queda apuntado, con sólo 21 años desplazó a la incombustible Lisa Ann en un ascenso que podemos considerar de meteórico, ascenso, fama y triunfo que se ha visto castigado por las críticas provenientes de su país de origen y otros países árabes.


         Luciendo unas escandalosas medidas 99-66-101 y con sólo 1´57 cm de estatura, Mia, que ahora reside en Miami y trabaja para la web porno BANGBROS.COM, se sumergió en el tentador mundo del cine para adultos cuando un cliente del restaurante local de comida rápida donde trabajaba de camarera se le acercó y le preguntó si había pensado alguna vez dedicarse a la pornografía. La polémica surgió cuando rodó un vídeo en donde aparece junto a otra actriz árabe practicando sexo con un hiyab (especie de pañuelo que forma parte de la indumentaria femenina tradicional musulmana) y a causa de su osadía recibió algunas amenazas de muerte. Ella se defendió diciendo que su intención no fue herir a nadie y que la escena era una sátira realizada sin ninguna mala intención, alegando que en Hollywood los musulmanes son representados con un carácter mucho más negativo. Mia no mantiene ninguna relación con sus padres desde que se dedica al porno, pero lo cierto es que Mia es una de las actrices más buscadas en la red, una las estrellas que más brillan en el firmamento de los fluidos orgánicos y  sus piernas sostienen una auténtica torre petrolífera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario