sábado, 7 de febrero de 2015

AMANDA STREICH, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


      La hermosa modelo erótica polaca Amanda Streich (Plock, 26 de mayo de 1993) puede posar desnuda o con cualquier trapo porque nada, taxativamente, nada, puede enturbiar su inmarcesible belleza. Esta preciosa mujer ha sido bendecida por un cuerpo que roza la perfección, y yo, que sólo soy un desmañado mortal, me siento tan insignificante mirando sus fotos y vídeos; la consecuencia de ser un jodido esteta que huye de la vida mediocre y la fealdad. 

      Ay, qué valor tienen las palabras frente a ese cabello rubio como el trigo, esas tetas redondas y esas largas piernas que sostienen una majestuosa escultura de 1´73 cm, qué valor si ni siquiera eres capaz de construir una frase coherente cuando estás cerca de ella, y te sientes torpe y tropiezas con todo y quedas cautivo de su mirada serena. La Europa del Este es un semillero de bellezas, de chicas con un talento natural para el modelaje y las pasarelas. Amanda, con sus ojos grises, voz dulce y acento aterciopelado, fue campeona de natación en su país hasta que un agente la descubrió y se mudó a New York City, un movimiento magistral para Amanda porque enseguida comenzó a modelar para Victoria Secret, Calvin Klein y apareció en la revista Shape.



       Manhattan se ha convertido ya en su paisaje natural, ya sea trabajando en sesiones de fotos, acudiendo a un espectáculo de Broadway o jugando al billar con los chicos en el Soho. Nueva York es un sueño hecho realidad, un sueño cargado de energía y magia. Amanda nos cuenta: “Cuando me mudé aquí estaba muy delgada y era tan joven. Pero después de dos años mi cuerpo ha cambiado y he vuelto, no sé, un poco más sexy”. Ella fue la Playmate del mes de diciembre de 2012 con 19 años y sólo tiene una ambición, disfrutar de la vida sin remordimientos. ¿Lo que más le excita? Un hombre inteligente, elegante, apasionado y que la haga reír. Bueno, yo soy inteligente, puedo ser apasionado y sé que mis chistes malos la volverán loca, lo de elegante… paso ficha, joder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario