jueves, 9 de octubre de 2014

GEORGIA JONES, MI LOLITA FAVORITA


    Modelo y actriz de películas para adultos, la norteamericana GEORGIA JONES (Alma, Arkansas, 04 de abril de 1988) comenzó a hacer sus pinitos como modelo en la adolescencia, y cuando cumplió 18 años decidió posar desnuda. Así, su carrera como actriz en películas para adultos se inició en 2007 y sigue en activo en la industria del cine para adultos. No obstante, su trabajo se reduce únicamente al modelaje glamour, la moda y posar desnuda, así como a las películas de sexo de lesbianismo y algunos cortos independientes.


      Georgia ha sido página central y portada de más de 30 revistas internacionales. Fue Penthouse Pent del Mes y portada de agosto de 2011 de la citada revista. Muy comentado fue su idilio con el decadente y gamberro actor Charlie Sheen, desde que se les viera besándose en México, a donde el actor había acudido para la inauguración de un bar en Cabo San Lucas. Al parecer, la relación se remonta a octubre de 2012, por lo que la actitud cariñosa no es impostada y a la pareja se le ve muy compenetrada. Nos comentan que hacía tiempo que a Charlie Sheeen no se le veía tan enamorado y con una atracción tan fuerte hacía una chica.


      Georgia es muy admirada por el magnetismo que proyecta su cuerpo juvenil, de morbosa “Lolita”, sobre todo por sus pequeños pechos y su estómago plano, así como por su pasión por interpretar a la tierna vecinita lesbiana. Como apuntamos, su carrera  ha estado marcada por las escenas de sexo lésbico y ocasionales escenas de masturbación. Ha aparecido en films de estudio como Hustler y Adam and Eve, bajo los pseudónimos Larysa o Georgia Rose. Su filmografía de películas lésbicas incluye títulos como Nymphetamine, Lesbian Nation, Naughty Nannies y All Alone 4. A mí sólo me queda añadir que hacía mucho tiempo que una chica con atributos tan poco exuberantes no me ponía tan verriondo, pero en eso reside el hechizo de esta peculiar y turbadora Lolita llamada Georgia Jones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario