sábado, 24 de mayo de 2014

CASEY CONNELLY, UNA BELLEZA EN LA RUTA 66

      
      La modelo norteamericana CASEY CONNELLY (Kingman, Arizona, 28 de enero de 1987) tiene el pelo largo y castaño, unas kilométricas piernas y ojos marrones verdosos. Creció en un pequeño pueblo en el alto desierto de Sonora, justo al lado de la ruta 66 y al pie de las altas montañas, es por eso que le encanta estar al aire libre, aunque actualmente vive y trabaja en las afueras de Phoenix.


      Confiesa que tiene para su protección varias armas, esto es una Smith & Wesson 38 especial, un Magnum 357 y una Uzi. Cierto que hasta que se presentó a un casting para la Playboy tenía poca experiencia como modelo, de modo que cogió un avión rumbo a Malibú para ser fotografiada por Fab Fernández. Desde pequeña robaba junto a sus hermanos revistas Playboy del baño de un vecino suyo, fue entonces cuando se fraguó su deseo de posar para la mítica revista. Lo consiguió, y ahora Casey se lo toma con calma, si bien tiene su agenda repleta de nombres y números.


     Casey dice que tiene la pasión sexual de una chica de 17 años, pero aún es joven y aprecia, como nosotros, su independencia. Mide 1´70 metros de estatura y  pesa 56 kg. Nos gusta su carácter desinhibido a la hora de posar, algo que nos obliga a babear con cada centímetro de sus encantos. Luce una sonrisa espléndida y todos la imaginamos como la chica más popular del instituto. Si su sueño era ser admirada, lo ha conseguido de pleno: todos acabamos rendidos ante sus hechizante belleza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario