martes, 29 de abril de 2014

DEVIN JUSTINE, LA MUJER SOÑADA

   

   La modelo norteamericana DEVIN JUSTINE (Westlake Village, California, 12 de octubre de 1989) mide 1`70 metros de estatura y pesa 53 proporcionadísimos kg. Devin tiene unas serenos y profundos ojos azules grisáceos y dos tatuajes en su infartante cuerpo; uno en su nalga izquierda que es una oda a la alegría, “La Bella Vita”, y otro en el omoplato izquierdo en el que podemos leer la frase “Hasta que el cielo caiga en mis brazos”. Chica Cybergirl en Playboy, a esta extraordinaria bomba rubia le corre por las venas sangre sueca y cherokee, una mezcla brutal que da como resultado una perfección curvilínea, un bellísimo rostro que me recuerda a la actriz francesa Emmanuelle Béart y unos pulposos y sabrosos labios.


      La fantasía de cualquier hombre hetero hecha realidad que nos hipnotiza con su mirada cálida y que exige toda la atención sin pronunciar una sola palabra. Aunque tenía una mínima experiencia como modelo, esta es la primera vez que se desnuda, y suponemos que Playboy no se lo pensó a la hora de dar una oportunidad a esta mujer de sólo 25 años que creció muy deprisa, se casó joven, tuvo hijos y ahora es una madre soltera que trata de ser independiente y un buen ejemplo para su hija.



      Vive en Westlake Village, un suburbio que se extiende al oeste del condado de Los Ángeles porque, nos dice, es un lugar agradable y tranquilo para formar una familia. Trabaja duro de camarera y Chica Hooters, y en su tiempo libre le gusta dibujar, escuchar música e ir con sus hijos a la playa. Ella está sola y busca un hombre que le de confianza, que no sea arrogante y tenga humos y estilo. No le gustan las citas a ciegas y ni a través de la red, ella es más de relaciones cercanas, en las que se comparten hasta las pequeñas cosas de la vida. Por supuesto, a este cronista Devin le vuelve loco.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario