domingo, 2 de febrero de 2014

NICOLE NEAL, UNA CARA ANGELICAL EN UN CUERPO EXPLOSIVO

      
La modelo británica NICOLE NEAL (Bournemouth, 1 de noviembre de 1992), pues hubo una época en que practicó el baloncesto, el fútbol y algunas disciplinas del atletismo durante su adolescencia. En los últimos años, sin embargo se decantó por el baile y la danza no profesional. La cuestión es mantenerse en buena forma física para lucir brillante en su carrera profesional.


      No obstante, por lo que Nicole es conocida es por sus aptitudes como modelo, ya que tiene una envidiosa soltura para los posados. Adorada en Inglaterra, donde posee una enorme fama gracias a sus apariciones en la popular “Page 3”, nuestra bellísima rubia ha posado para revistas como FHM y tras revistas masculinas inglesas como Loaded, Front y Nuts, siendo portada en todas ellas.



      Nicole Neal también ha hecho sus pinitos en el mundo del espectáculo, participando en programas de televisión, spots publicitarios y ha destacado como bailarina y realizando estilizadas sesiones fotográficas para la lencería de Ann Summers. Como modelo está representada por la agencia de Samantha Bond, y por su puesto sus medidas son infartantes (87-63-87), tiene los ojos azules y el pelo rubio como el trigo. Una mujer explosiva con una cara angelical como fachada de un cuerpo explosivo, lo que la convierte en objeto del deseo de todos sus coterráneos.  

      Caminas de una forma elegante, Nicole, tanto que pareces deslizarte por un mundo convertido en un grotesco carnaval. Caminas con una cadenciosa armonía a modo de baile hipnótico y elegante que me hace  suspirar. Tú, como todo lo que más me gusta, no eres de este mundo; formas parte de un firmamento construido en mi imaginación, luz en el círculo perfecto de un limbo contenido. Lo eres todo para alguien que sólo sueña con sentimientos, con aromas y sabores, que camina ciego y sólo desea dormir para soñar en un sosiego profundo, porque sólo abrazándote encuentro la paz y la humanidad. Así, todas las noches huyo de este apocalipsis salvaje y me refugio en ti,  buscando la temprana aurora, el presagio de un luminoso renacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario