viernes, 3 de enero de 2014

MELLISA CLARKE, DULCE PIEL TRASLÚCIDA

      
     La modelo de glamour británica MELLISA CLARKE (Northfleet, 18 de septiembre de 1991) levantó el vuelo tras aparecer en la página web de las Suicide Girls, un sitio en el que aparecen mujeres con un look tan impactante como peculiar, pues todas las chicas que ahí se exhiben adornan sus cuerpos con piercings, tatoos y en muchas ocasiones con el cabello teñido de azul, verde o rosa.
     

      En ese tótum revolútum de modelos que nos muestra el ciberespacio, ella se nos aparece como una belleza alternativa tan cándida como sensual: tiene la piel de un blanco traslúcido, los ojos verdes, el cabello negro y transmite una sensación de sosiego verdaderamente desarmante. Convertida en una modelo glamour tradicional, Mellisa, o Mel, como prefieran, ha aparecido posando en revistas masculinas como Maxim o FHM.


      Se hace necesario seguirla en twitter o visitar su tumblr para darse cuenta de lo simpática que es, pues generalmente mantiene conversaciones con sus seguidores y demuestra tener un pulcro sentido del humor. Recuerdo aquel día que nos deslumbró con una sesión fotográfica en la que jugaba con la sensualidad con el simple gesto de quitarse una camiseta, algo que viniendo de ella dio mucho juego.


      Brindo por ti, Mellisa, y brindo por los hipócritas, por todos a los que les caigo mal y todavía me saludan y felicitan. Tengo miedo amor que al acariciarte con mis manos tu piel quede desprotegida como las alas de las mariposas. No quiero que nada te altere, que tu imagen siga siendo el umbral de mis sueños, donde sólo se escucha el rumor de la espuma y la afilada brisa del vértigo. Amada mía, vístete con la flor de la magnolia que simboliza la dulzura y el amor por la naturaleza, camina por los bosques impenetrables y observa los retazos de vida sin color, como residuos de un tiempo pretérito que nadie logra comprender en su presencia espectral, juega con los dados del destino, dime qué muerte procura tu salvación y silbaré sobre su tumba.

      

1 comentario: