domingo, 2 de diciembre de 2012

LAS FOTOS HIPNÓTICAS: ERIKA GARCÍA


      
      Tenía ganas de presentar a mis lectores a ERIKA GARCÍA (Ciudad de México, 28 de abril de 1987). En primer lugar porque hacía mucho tiempo –creo que desde las fotos de Salma Hayek- que no aparecía por esta sección una actriz mexicana; en segundo lugar y a la vista está, por su rotunda e incomparable belleza. Erika es muy conocida en su país como actriz de series de televisión y telenovelas, de hecho fue la telenovela Las vías del amor la que la lanzó a la fama en 2002. Su interés por la interpretación le viene desde muy pequeña, y siendo una adolescente comenzó su preparación como actriz, complementada con estudios de canto y baile. Con una buena formación, tras pasar por escuela de Patricia Reyes Spíndola y la CEA en Televisa, se ha forjado una sólida carrera como actriz de telenovelas (auténticos viveros de mujeres hermosas) en títulos como Mujer de madera, Muchachitas como tú, Hasta que el dinero nos separe, Dos hogares y Corona de lágrimas. Pero, tras ver su posado para la revista Playboy de México de mayo de 2012, somos muchos los que esperamos su salto a la pantalla grande. ¡Tiene que ser ya, Erika! Pues el tiempo vuela y en abril del próximo año cumplirás 26 años.

      En el hermoso y melancólico tema de Soen “Last Light”, perteneciente a su magnífico álbum “Cognitive”, su excepcional vocalista, Joel Ekelöf, canta “Oigo sonar una nota muerta entre los tonos de la inquietud / Una armonía de confusión, una captura de movimiento en apuros / Persigue que eche el cierre, me impide encontrar la paz, me impide abandonar este círculo vicioso en que me encuentro / Me estoy convirtiendo en lo que pensé, lo que no debe ser, lo que temo que es la mayoría / Déjame quedarme aquí un tiempo / yo dependo de esto, es mi única luz”. Mi única luz eres tú, Erika, luz en mi desamparo, fulgor en la niebla, llamarada entre las ruinas, relámpago en el asfalto mojado, corona del sol, musa enfebrecida que late y arde, fugaz fosforescencia entre el anhelo y la locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario