martes, 26 de junio de 2012

LAS FOTOS HIPNÓTICAS: KEELEY HAZELL


    
       La glamourosa modelo inglesa KEELEY HAZELL (Lewisham, Londres, 18 de septiembre de 1986), montó un enorme pollo cuando un vídeo sexual doméstico en el que aparecía con su novio fue difundido por Internet incendiando de forma súbita la Red. La filtración del vídeo, filmado cuando la pareja estaba de vacaciones en Tenerife, supuso una denuncia de la modelo en la comisaría de policía y una orden judicial prohibiendo toda difusión y promoción de la cinta. He visto el vídeo y me gustan las maneras de Keeley, sus movimientos y cambios de ritmo, entre lo felino y lo melodioso, el peor remedio para la eyaculación precoz. La exuberante musa inglesa aparece en esta sección tras haber sido portada de revistas como FHM e Interviú y tras obtener un pequeño papel en aquella interesante película británica titulada Cashback (Sean Ellis, 2006), film que nos muestra a un estudiante de Bellas Artes que sufre insomnio desde que su novia le abandonó, lo que le empuja a trabajar en el supermercado del barrio en el turno de noche. Para hacer frente al aburrimiento se imagina a sí mismo parando el tiempo. Mis lectores saben que todo esto de juntar letras es sólo una coartada para alegrarnos la vista con la mujer que es la actual imagen de Sony Computer Entertainment Europe. Una preciosidad que hace que nos aficionemos de nuevo a las manualidades.  

       Amada Keeley, cuando el gran Jimi Hendrix murió ahogado por su propio vómito tras un explosivo cóctel de somníferos y alcohol, en su lecho de muerte, en la habitación de un hotel londinense, se encontró un poema que decía: “La historia de esta vida es más breve que un abrir y cerrar de ojos. La historia del amor es un hola y adiós, hasta nuestro próximo encuentro…”. Hendrix, el único guitarrista que logró que se corriera una guitarra, reflexionaba sobre la fugacidad del amor y la felicidad, y consciente de que el tiempo todo lo destruye, siempre queda la esperanza para un nuevo encuentro. Pienso en ello y me es imposible concentrarme cuando te veo jugar inocentemente con mi pene, e imagino que la muerte es el paraíso del rock and roll.     

1 comentario: